Biografía

María Fiter, nacida en Andorra, educada en Barcelona, afincada en Madrid, escribe tanto en catalán como en castellano.

Después de haber superado con éxito tres “masters” como madre de dos hijos y una hija… ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional al mundo editorial, habiendo fundado una librería ubicada en Madrid, orientada especialmente al mundo juvenil y pionera en la cultura francesa. Fomentó el aprendizaje de esta cultura, a través de exposiciones, tertulias literarias, material didáctico especializado y actividades en la propia librería y centros educativos, como el Liceo Francés y otros, donde aplicó su visión particular de que tiene que haber un punto de encuentro entre el autor y el lector y que, en este encuentro, el librero es pieza fundamental.

Su inmersión en la literatura juvenil, tuvo un punto de inflexión con la publicación de su primer libro: “Los sueños de Nicolás” (Verde Print, 2.012), traducido a los idiomas Francés, Inglés, Español y Catalán. Surgió de la reflexión sobre los sueños perdidos de un niño pequeño al que le costaba mucho dormir.

El pensamiento sobre cómo será la vida de los niños, le ha llevado a la preocupación por el mundo en que vivirán y a correlacionar la consideración medioambiental con la de su desarrollo como personas. De ahí nació su segundo libro- en proceso de publicación en cuatro idiomas-: “Julieta y el silencio del rio”, que acerca a los niños a la importancia del agua como elemento esencial para la vida de toda especie viva. Esta historia ayuda a proteger, cuidar y querer al planeta tierra. Las ilustraciones del libro han sido realizadas por Romina Martí, premio Merce Llimona 2011 de ilustración, Cataluña.

Actualmente está trabajando en otra narración juvenil, “Aura”, en el que sigue desarrollando su inquietud por los problemas del medioambiente, abordando la problemática de los océanos.

A fecha de hoy, la podéis encontrar en Madrid, Ibiza o Australia, donde está recabando información para este nuevo libro, la acidificación de los océanos y el aumento de las temperaturas que castigan a los arrecifes están produciendo el blanqueamiento de los corales. Gran amante y defensora del mundo animal comparte sus inquietudes con sus tres perros labradores.